domingo, 9 de enero de 2011

Believe.


Humanos. Pequeños y raros. Complejos y diferentes entre si, pero a su vez, simples. Eso somos, restos de polvo sobre el asfalto de un mundo demasiado grande que no para de girar. Y a nosotros, tan delicados, nos tiene mareados.
Eso somos, somos ganas de cambiar el mundo e impotencia. Miedo, miedo de que el viento venga fuerte y no podamos encontrar nunca mas nuestro lugar. Y buscamos, siempre queremos mas. Buscamos una mirada de complicidad en otros ojos que no son los nuestros, y que esa mirada sea capaz de convertirnos en polvo de hadas, a cambio de todo, de entregarnos, solo por sentir esa sensacion. Amar. Amar hasta sentirnos vulnerables, irracionales, dichosos y tristes. Somos tristes, porque nadie nos puso un manual de instrucciones bajo el brazo que explicara como mantener el equilibrio para que todo, absolutamnete todo, aqui abajo fuera bien. Y asi estamos, esperando el dia en el que se invente una maquina del tiempo para volver atras y tener una oportunidad mas, seguramente fallida. Porque otra cosa no, pero desde luego, somos especialistas en chocarnos infinitas veces con la misma pared, y despues, disimular con una de esas sonrisas feas y forzadas que callan a gritos lo mal que nos acabamos de sentir.
Eso somos, lagrimas y ganas de cantar. Quejicas a mas no poder e incapaces de ver lo que tenemos delante. Vamos demasiado rapido, y claro, tanto mareo no nos deja pensar. Hasta que alguien, te coge de la mano, y te susurra con una leve sonrisa que basta ya, y te habla del tiempo, de nuevos besos, cosas que suenan bien y otras que no tanto. Pero da igual, su mirada de complicidad ya te ha convencido.
Eso somos, vida. Mucho mas que palabras y caras bonitas. Mucho mas que sentimientos maquillados.

3 comentarios:

  1. Que lo entiendo. Que te entiendo. :)

    ResponderEliminar
  2. Hola, acabo de descubrir tu blog y me parece precioso :D Te sigo, sin duda alguna ;) Pasate por el mio si quieres y deja tu huella, un beso. http://rafael1garcia.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. Es la una de la mañana del día 16 de Agosto del 2010. ¿Te das cuenta de que nunca decimos que dia es en nuestras cartas? La verdad, así visto es una bobada, pero quiza algun dia dentro de mucho tiempo y si aun conservas mis cartas, te apetezca saber que ese dia de agosto, yo estaba pensando en ti,y asi, aunque sea tan solo por unos pequeños minutos, vuelvas de nuevo a los 16 años y a este tiempo, a este verano, y a cualquier momento tanto tuyo como nuestro. Asi que hoy hago una excepcion escribiendo en eeste papel que sera para ti, ya que los recuerdos son solo tuyos y son los que ayudaran a viajar en el tiempo a no mantenerte siempre en el presente, como tu particular maquina del tiempo.
    ¿Sabes lo que me gustaria? que no olvidases nunca mi nombre y que recuerdes con una sensacion extraña el numero 27, pero si es mucho pedir, me conformo con mi nombre. Yo espero acordarme siempre del tuyo y tambien me gustaria que el tiempo no borrara de mi cabeza tu imagen.

    ResponderEliminar